Contacto y sugerencias

Un ambiente romántico en Torrejón.

, por

Lo han visto innumerables veces en un sinfín de películas románticas norteamericanas: chico lleva a chica a cenar a un restaurante de lujo; chico pide al camarero que sirva champán en el momento más mágico, cuando un violinista salido de la nada ha empezado a acosar a la pareja; chico brinda con la chica y espera a que beba; chica se sorprende al ver un anillo de matrimonio en el interior; y chico, ante la atónita y enternecida mirada del resto de comensales, coge el anillo, lo limpia delicada y debidamente con una servilleta, se arrodilla y le pide matrimonio. Y vivieron felices y comieron perdices. En fin, entre los jóvenes de hoy en día no se estila esa clase de romanticismo, y es verdad que no solo la gente se casa menos y se divorcia más, sino que, en fin, esos restaurantes de lujo que vemos en las películas suelen ser demasiado caros.

Pero ¿merecen realmente la pena? Lo crean o no, los restaurantes de lujo más caros suelen servir menús extraños y poca comida, de modo que son una trampa para incautos. Sin embargo, les pondré un ejemplo de cómo en nuestro país podemos hacer algo igual de romántico en un sitio mucho más asequible, con comida bastante más abundancia, e igual de bonito que el restaurante idealizado. Me estoy refiriendo a los cálidos, confortables y hogareños restaurantes de Torrejón. En todas partes en España hay restaurantes bonitos y nada exagerados en cuanto a precio, pero siempre he tenido la sensación de que en Torrejón abundan más que en ningún sitio, y de que la gente lo sabe cada vez que necesita organizar una comida formal de empresas o, sencillamente, celebrar una comunión en Torrejón.

En cuanto a si es verdad eso de que son bonitos, asequibles, agradables e ideales para el ambiente romántico de la situación que he descrito al principio, juzguen ustedes mismos buscando más información en el portal web de uno de ellos: http://www.restauranteelcaseron.com. ¿Me creen ahora? Seguramente sí, no concibo que nadie vea algo así y no tenga ganas de ir a pedir matrimonio.

Otras notas de esta fuente
 

Ayúdanos a mejorar Presspeople con tus sugerencias y comentarios sobre el funcionamiento o el diseño de la web