Contacto y sugerencias

LA JUNTA DISUADE, CON IMPUESTOS DESPROPORCIONADOS, LA COMPRA VENTA DE FINCAS RUSTICAS

, por

LA JUNTA DISUADE, CON IMPUESTOS DESPROPORCIONADOS, LA COMPRA VENTA DE FINCAS RUSTICAS

La Junta de Castilla y León mantiene una valoración de las fincas rústicas en el Páramo Bajo que multiplica por tres su valor real de mercado, situando dicho valor en 6.800 euros por hectárea. Esta valoración está siendo disuasoria a la hora de mover el mercado de la tierra, ya que los posibles compradores están teniendo muy en cuenta los elevados impuestos que tienen que pagar a la Junta cuando se hacen estas transacciones, denuncia ASAJA.  El impuesto de “transmisiones patrimoniales onerosas” grava la compra con un 7% sobre el valor teórico de 6.800 euros por hectárea establecido por la Junta, por tanto 476 euros, una cifra desproporcionada e injusta por basarse en un valor de mercado que no es cierto. La situación es todavía más grave cuando a los valores unitarios teóricos de la tierra aplican “coeficientes de intensidad productiva”, también a libre albedrío, de hasta el 1,40.

La comarca agrícola del Páramo Bajo abarca unas 22.000 hectáreas catastradas como de regadío, pero que se han regado en precario, sin infraestructura alguna. En la actualidad se encuentra en proceso de reconcentración parcelaria y modernización del regadío, lo que supone que el propietario tiene que hacer frente a unos costes superiores a los 8.000 euros – amortización de la obra pública para llevar el agua a pie de parcela más el sistema de riego de la finca que se conoce como “amueblamiento”-. Estas fuertes inversiones, a lo que hay que sumar el “canon de riego” y la “tarifa de utilización del agua” son las que ha hecho caer el precio de mercado de la tierra a los valores del secano en dicha zona, es decir, unos 2.200 euros por hectárea.

ASAJA exige a la Junta que actualice sus valores del terreno rústico, ya que en muchas comarcas agrícolas, y en particular en la mencionada del Páramo, están muy por encima del valor real de mercado. De esta forma silenciosa la Junta está haciendo cargar al campo con injustos impuestos que frenan las compraventas de las tierras y elevan los costes de producción. En estos momentos hay un importante movimiento de venta de tierras en estas comarcas, ya que muchos propietarios que no son agricultores y no tienen una apego especial a esta propiedad, están optando vender antes de asumir un coste tan alto como es el de la amortización del regadío, del que difícilmente se pueden resarcir arrendando la propiedad a agricultores en activo. ASAJA considera que no se pueden poner obstáculos a la venta de tierras rústicas, ya que uno de los mayores problemas del sector radica en que el agricultor apenas es propietario del 35% de la superficie que trabaja, porcentaje mucho más bajo cuando se trata de profesionales menores de 40 años.

León, 18 de marzo de 2011.

Otras notas de esta fuente
Notas de prensa relacionadas
 

Ayúdanos a mejorar Presspeople con tus sugerencias y comentarios sobre el funcionamiento o el diseño de la web