Contacto y sugerencias

La minería de tierras raras y el eterno dilema de Shakespeare en el Campo de Montiel

, por

“Ser o no ser, ésa es la cuestión” es la frase más famosa de las obras de Shakespeare, quien introduce en boca de Hamlet, la lucha entre la vida y la muerte. Dicha lucha, hoy vuelve a la más rabiosa actualidad en el Campo de Montiel, al equipararse dicha cuestión con la referida al archivo de los proyectos de minería de tierras raras a raíz de la Resolución de las Cortes de fecha 19 de mayo, donde por mayoría se insta al Ejecutivo a adoptar las medidas necesarias para unificar el procedimiento de autorizaciones, realizar un procedimiento de evaluación ambiental estratégica del plan de concesiones mineras y adoptar las medidas necesarias para que se proceda al archivo de actuaciones mineras en la provincia de Ciudad Real.

Pues bien, “ser” cumplida “o no ser” cumplida dicha Resolución, como cuestión principal, supone para las gentes de dicha comarca el simbolismo entre la vida o la muerte para sus campos, sus cultivos, su patrimonio natural, su medioambiente, su productividad, su futuro socioeconómico, su modo de vida habitual, pero, no sólo para ellos, sino también para los linces, las águilas imperiales, las águilas reales, los sisones o las avutardas.

Pero, “ser” cumplida “o no ser” cumplida, además supone la vida o la muerte para el espíritu de las leyes que defendió Montesquieu, y, en consecuencia,  la independencia de los poderes del Estado, en sentido genérico, y la eficacia del gobierno, que queda desligada de la voluntad popular y, en este supuesto concreto, respecto a la minería de tierras raras, voluntad general ampliamente expresada y que debe primar sobre la voluntad particular de los gobernantes, cualesquiera que estos sean y cualquiera que sea la forma de gobierno so pena de  resultar completamente arbitrario.

Respecto a su virtualidad jurídica, únicamente recordar que para considerar una norma como jurídica, su característica es, como principal, ser general y abstracta, como garantía de los derechos de los ciudadanos frente al poder del Estado. Es por tanto, un acto reglado con relación al cual no puede actuarse a partir de criterios de oportunidad, sino que necesariamente debe encontrar la justificación de su actuación en la voluntad de la mayoría surgida en debate democrático, en este caso, en el Pleno de las Cortes, cumplidora de la función representativa de los ciudadanos. “SER O NO SER”, significa ser consecuente con el talante del que presume o no serlo.

Continúo con Hamlet, quien se preguntaba qué era más noble, aceptar los caminos del destino y de la fortuna o dar fin a la vida y así también a los sufrimientos que conlleva. Hoy traslado dicha pregunta a los componentes del Gobierno Regional con el Sr. García-Page a la cabeza, ¿qué es más noble aceptar el mandato de las Cortes, con lo que depare el destino y la fortuna, ya sean demandas, ya sea respeto propio y de terceros, reconocimiento social y apego rural, o dar fin a la vida en el Campo de Montiel? Tal parece ser la hoja de ruta de nuestro Presidente, que acepta indignamente para su cargo, la reprimenda y rectificación pública de una mercantil, cuya actuación está plagada de ilicitudes e irregularidades (véanse, las denuncias que la Plataforma Sí a la Tierra Viva se ha visto obligada a realizar), la cual visita despachos entregando   documentación técnica, de forma inoficiosa, fuera de procedimiento. Señorías, que la conciencia no les vuelva cobardes, sino más nobles, distinguidos e ilustres.

En tanto en cuanto, meditan la respuesta, y la ponen en práctica, las gentes del Campo de Montiel, procuraremos no convertirnos en Penélope(s), esperando con nuestro vestido de domingo en el andén a que llegue el tren que anuncie el fin de la minería de tierras raras, pues mientras, caerán las hojas de los sauces, los huertos se quedaran sin su última flor y se parara el reloj socioeconómico de una zona declarada deprimida y solo porque su amante, el Sr. García-Page ni está en esta lucha ni se le espera. ¡¡Tristes de nosotros!!

Mari Carmen Morallón Hidalgo

Otras notas de esta fuente
 

Ayúdanos a mejorar Presspeople con tus sugerencias y comentarios sobre el funcionamiento o el diseño de la web