Contacto y sugerencias

Salvando las diferencias, contando en el Parlamento autonómico, con motivo de la minería de tierras raras, érase una vez

, por

En la comparecencia realizada en el parlamento autonómico por la Consejera de Economía, Empresas y Empleo de la Junta de Castilla-La Mancha, con motivo de la explicación de la tramitación de los expedientes de minería tierras raras en la provincia de Ciudad Real, he comprobado de primera mano la preocupación, que no ocupación, de los parlamentarios en los temas que aquejan a la ciudadanía y cómo, salvando las diferencias, se cantaban distintas letras en una escala musical similar. Así se ha oído que:

“Había una vez una mina, que no se podía, que no se sabía, ni suspender ni archivar.  Pasaron un dos, tres, cuatro, cinco, seis semanas (bis), y aquella mina y aquella mina abrió”.

Otra canción melódica entonada con todo candor,” erase una vez un  lobito bueno al que maltrataban todos los corderos. Y había también un príncipe malo, una bruja hermosa y un pirata honrado. Todas estas cosas, escuche una vez cuando yo soñaba un mundo al revés…,".

Y sí, porque parece un mundo al revés cuando olvidando la base misma del poder que ostenta el Parlamento o Cortes autonómicas, que no es otro que el pueblo, quien a través de sus representantes comunicó el pasado 19 de mayo al poder ejecutivo autonómico de Emiliano García-Page su deseo de archivar los expedientes, se produzca tal distorsión en el sistema que provoque la negativa a actuar en  la búsqueda de la justicia, entendida esta, como la capacidad de transcender del interés de cada uno de los particulares, MINA SI MINA NO, para conseguir el mejor bien para todos los particulares,  MINA NO-- SI A LA TIERRA VIVA, por perjudicar el medio ambiente,  el patrimonio natural y el modelo socioeconómico de unas comarcas.

Pues bien, de eso se trata, si se está de acuerdo en lo esencial MINA NO, por parte del Ejecutivo, de los partidos políticos, de las organizaciones agrarias, de plataformas cívicas u otros colectivos, es preciso articular, dar efectividad a las herramientas legislativas para garantizar el bienestar de los habitantes de la zona del Campo de Montiel, y por ende del resto de los territorios amenazados.

Porque si el ordenamiento acota, limita, regula, la solicitud, la cancelación, renuncia, caducidad, y/o nulidad de solicitud a empresas contaminantes, como las que pretenden acometer los proyectos de minería de tierras raras, está promoviendo unas mejores condiciones de vida, más dignas, así de esta manera el Derecho devuelve a la naturaleza, de la que somos parte, la dignidad, también devuelve y protege la del hombre.

Y no vale la trampa de equiparar la solicitud de proyectos esquilmantes sobre un determinado territorio, con la solicitud de apertura de expediente de dependencia de una anciano gravemente enfermo, las comparaciones son odiosas y, esta también lo es a la par de muy desafortunada, ¡¡por Dios¡¡.La primera tiene fin meramente económico e incluso especulativo de una empresa; la otra tiene como finalidad, de conformidad con la legislación vigente en la materia “garantizar las condiciones básicas e igualdad en el ejercicio del derecho subjetivo de la ciudadanía a la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia. ¡¡ No es comparable!!

Mª Carmen Morallón 

 

 

Otras notas de esta fuente
 

Ayúdanos a mejorar Presspeople con tus sugerencias y comentarios sobre el funcionamiento o el diseño de la web